En primer lugar… ¡Feliz 2021! Después de las Navidades retomamos el blog con fuerzas, resolviendo una de las preguntas que más me habéis hecho: ¿Cómo distingo cada tipo de encaje a la hora de elegir mi vestido de novia?

Hace un tiempo publiqué un post en el que os hablaba de los distintos tipos de telas para vestidos de novia. En esta guía os adelantaba que habían distintos tipos de encajes sin entrar en detalle, y desde entonces he recibido varios mensajes pidiéndome más información acerca de ello. Así que, después de mucha espera, por fin lo tenéis aquí: una guía completa sobre los distintos tipos de encaje utilizados en vestidos de novia.

¿Qué es el encaje?

Antes de empezar a hablar sobre los distintos tipos de encaje me gustaría dejar claro a qué nos referimos cuando usamos este término.

El encaje es un tipo de tela hecho, tradicionalmente, con hilos de algodón o lino (aunque en la actualidad se están empleando también otro tipo de materiales).

El factor diferencial del encaje frente a otros tipos de telas es su función ornamental. Debido a la forma de tejer los distintos hilos que componen la tela se forman distintos patrones (o dibujos) muy valorados para adornar el vestido de novia de forma delicada y elegante. Esta tela decorativa se puede coser sobre otra (ya sea un forro o la tela del resto del vestido) o dejarla sola dejando ver la piel a través de ella.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de decidirme por un encaje u otro?

Lo primero que debes tener en cuenta es que existen multitud de tipos y de calidades de encaje. Aunque ahora veremos los distintos tipos de encaje que existen en función de su forma de trabajarlos y origen, creo que es importante que tengas en cuenta que cuanto más delicado y artesanal sea un encaje más caro será. Aunque cada vez es más habitual encontrar vestidos de novia de encaje a precios asequibles debido a la automatización del proceso, los encajes tejidos a mano siempre serán una obra de arte con un precio elevado.

En el mercado existen multitud de encajes de mala calidad que, en cuanto los ves de cerca, te transmiten una sensación de baratija que seguro que no es lo que quieres en tu boda. Por ello, mi primer consejo es que antes de decidirte por un vestido de encaje lo veas en vivo y en directo. Las fotos muchas veces engañan, y solo al tenerlo frente a ti podrás ver si el encaje es tal y como tú lo quieres.

Personalmente, creo que un mal encaje puede estropear totalmente tu look de novia. En caso de que los vestidos de encaje que te gustan excedan tu presupuesto, creo que es mejor buscar otras alternativas (como, por ejemplo, el plumeti) que optar por un tejido de mala calidad que reste valor al resto de tu look.

Guía de los tipos de encaje para vestidos de novia

Ahora que ya sabes más acerca del encaje, paso a detallarte los distintos tipos de encaje que habitualmente se utilizan en la confección de vestidos de novia:

Chantilly

Podríamos decir sin miedo a equivocarnos que el chantilly es el encaje más fino y delicado que podemos encontrar en el mercado. Creado en la ciudad francesa de la que tomó el nombre, este tipo de encaje se teje a mano mediante la técnica del encaje de bolillos para lograr ese magnífico resultado.

El Chantilly se caracteriza por estar tejido habitualmente con hilos de seda. Con ellos se crean poco a poco bellas flores, hojas y guirnaldas gracias a las hábiles manos que lo tejen. Otra de sus principales características es la abundancia de detalles a lo largo de todo el encaje, así como su acabado en puntilla.

Su uso más tradicional ha sido la elaboración de delicados velos de novia, aunque su uso se ha extendido a lo largo de la historia. Por ello, es también habitual verlo rematando vestidos de novia (por ejemplo, en las mangas o decorando el corpiño).

Vestido de novia con cuerpo en Chantilly (Aire Barcelona – Modelo Abaco)

Guipur

El guipur es otro tipo de tejido realizado mediante la técnica del encaje de bolillos. Se caracteriza por trabajarse al aire, sin un fondo sobre el que bordar los distintos dibujos. Los patrones creados (generalmente hojas y flores) se sostienen entre ellos creando un resultado fresco y elegante. El tejido final es generalmente plano, aunque se pueden crear relieves superponiendo varios dibujos sobre la misma tela. Dependiendo del tipo de hilo utilizado en su elaboración, el tejido quedará más o menos fino y brillante.

Gracias a sus características, el guipur es habitualmente usado en trabajadas espaldas o delicadas chaquetas para cubrir los hombros durante la ceremonia, aunque también podemos verlo en muchos otros elementos.

Vestido con espalda en Guipure (Rosa Clará – Modelo Martina)

Blonda

Siguiendo con los encajes realizados mediante la técnica de bolillos encontramos la blonda. Este encaje típico español se caracteriza por la finura de sus hilos, ya que se suele realizar con seda sobre tul. Debido a esto, el patrón suele quedar dibujado en relieve, logrando un resultado delicado y de gran belleza. Su delicadeza es el principal motivo por el que suele ser un tejido con un elevado precio, pero en mi opinión el precioso resultado bien lo justifica.

El lugar más habitual en el que encontramos la blonda es decorando el borde de mantillas y velos, dando como resultado alguno de los modelos más elegantes y lujosos. También se utilizan en gran medida como remate para cuellos y puños

Habitualmente lo encontramos en cuellos y puños, así como en el borde de mantillas y velos.

Vestido de novia con cuerpo en Blonda (Valerio Luna – Modelo Caoba)

Veneciano

Realizado con aguja, el encaje veneciano se caracteriza por la tela gruesa y compacta que se utiliza en su fabricación, así como por los grandes espacios abiertos que pueden dejarse en el tejido final. Al igual que en el guipur, los patrones que más encontramos en el encaje veneciano son de inspiración floral.

Este tipo de encaje se encuentra de forma habitual decorando cuellos y puños, aunque algunos artesanos han empezado a utilizarlo para crear otro tipo de elementos decorativos. Por ejemplo, ¿Te atreverías a llevar una mariposa de encaje veneciano en tu ramo?

Vestido de novia con espalda y mangas de encaje Veneciano (Pronovias – Modelo Mimosa)

Alencón

El Alencón (o alençon) es un tipo de encaje de origen francés realizado, al igual que el veneciano, con aguja. Si lo comparamos con otros, la delicadeza y definición del dibujo se encontraría entre el Chantilly (siendo más grueso que éste) y el veneciano, menos preciso y natural.

Para lograr el resultado final, en un primer momento se da forma a cada motivo por separado, y posteriormente se unen entre sí mediante una malla bordada muy fina.

La confección de este tipo de encaje requiere muchísima habilidad y paciencia. Para que te hagas una idea, un centímetro cuadrado de este tejido requiere nada menos que siete horas de trabajo. Sabiéndolo, ¿sigues pensando que el encaje es caro?

En resumen…

Aunque existen muchísimos tipos de encaje (esto es solo una pequeña selección), he querido resumir aquí los más comunes dentro del sector nupcial. Como comentaba al principio del post, en la actualidad el precio de este tipo de tejidos se ha reducido debido a la producción mecánica. Por desgracia, junto a ello también se ha reducido la calidad de estas obras de arte.

Ahora llega el momento de que me cuentes… ¿Llevarás algún tipo de encaje en tu boda? ¿Cuál ha sido el elegido?

Deja un comentario




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.