Si me sigues desde hace tiempo, ya sabrás que no soy demasiado fan de basar el diseño de una boda en las tendencias del momento. Creo que una boda es un momento único en la vida, y por eso es imprescindible que sea lo más fiel posible a la pareja.

Pero estando inmersa en el mundo nupcial es imposible no echar un vistazo a lo que viene para inspirarse y buscar nuevas ideas. Por eso, he decido traer un resumen con las tendencias que me encantan para este 2021, para que podáis inspiraros y decidir si encajan en la boda de vuestros sueños.

Bodas íntimas

Obligadas por las circunstancias, las pocas bodas que se han celebrado en 2020 y las que se están organizando para el 2021 son, generalmente, bodas pequeñas e íntimas. Pero aunque no estuviéramos viviendo esta pesadilla, creo que es un concepto ideal para cualquier boda. Sea por obligación o por tendencias, la verdad es que las bodas íntimas han llegado para quedarse durante un tiempo.

Personalmente, siempre he soñado con compartir el día de mi boda con aquellas personas más cercanas. ¿Qué sentido tiene invitar a alguien con quien no tengo ninguna relación? Para mí, es una ocasión para celebrar el amor con la gente a la que más quieres, y tener pocos invitados tiene numerosas ventajas.

Ventajas de las bodas íntimas

Por un lado, al tener menos invitados podrás pasar más tiempo con cada uno de ellos. Olvídate de tener que saludar y hablar con gente por compromiso, ya que en una boda íntima sólo estará la gente que de verdad os importa.

Por otro lado, podréis personalizar mucho más cada detalle de vuestra boda. Una tarjeta de agradecimiento personalizada, regalitos hechos a mano o personalizados… La logística se vuelve mucho más sencilla y, gracias a ello, podéis dedicar más tiempo a los detalles (que, al final, para mí resulta lo más importante).

Y, por supuesto, una boda pequeña implica también (por lo general) un presupuesto más ajustado. Obviamente, hay unos gastos fijos como el fotógrafo o el espacio de la ceremonia que no varían en función del número de invitados, pero la mayoría de ellos sí. Ahorraréis en el menú, en invitaciones, en detalles para los invitados, minutas… Y gracias a ello podréis ahorrar o dedicar parte del presupuesto a otros elementos. Por ejemplo, podréis optar por espacios más íntimos y con menús más elaborados (con productos de proximidad y temporada, preferiblemente). Y, al final, todo esto contribuye a una boda más bonita y con menor impacto ambiental.

Ceremonias y banquetes al aire libre

Desde hace unos años cada vez es más habitual ver ceremonias y banquetes al aire libre. Las previsiones indican que este 2021 las veremos todavía, y debo admitir que me encanta.

Para mí, un bonito espacio al aire libre no necesita prácticamente más decoración. Debo admitir que a mí cualquier rincón con un olivo ya me enamora, pero… ¿Qué hay más bonito que la naturaleza? ¡Absolutamente nada!

Por supuesto, no todos los espacios son válidos, ya que debemos tener en cuenta factores como la logística (que sea un espacio accesible, que tenga disponibilidad de aseos, cocinas…), legales y de protección medioambiental. No todos los espacios al aire libre son válidos para celebrar una boda, pero ya existen muchísimas masías, alquerías y otro tipo de espacios adaptados para ello y con espacios abiertos preciosos.

Por supuesto, en caso de optar por esta opción deberemos tener muy en cuenta el momento del año en que nos casamos y tener un plan B preparado por si lloviera (o por si hiciera un calor insoportable).

Boda íntima al aire libre

Bodas sostenibles

Si me sigues desde hace tiempo, ya sabrás que me encanta hablar de lo bonitas que pueden ser las bodas sostenibles. ¡No es para nada incompatible! Por eso, me alegra muchísimo ver que cada vez más parejas apuestan por celebrar su gran día causando el menor impacto posible al medio ambiente.

Una de las consecuencias de la pandemia ha sido que muchas personas se han dado cuenta del gran poder de regeneración del planeta, así como de la necesidad de conservarlo y frenar el daño antes de que sea demasiado tarde. Por ello, es previsible que este año haya un incremento en el número de bodas celebradas teniendo en cuenta criterios de sostenibilidad.

Ya en 2018 os hablé de que, con el tiempo, las bodas eco-conscious tendrían más importancia y os daba algunas ideas para celebrar una boda sostenible. El año pasado hice más hincapié profundizando en 5 cosas que deberíamos tener en cuenta para una boda eco-conscious… Llevo mucho tiempo apostando por este tipo de celebraciones y me hace muy feliz ver que, poco a poco, se van normalizando y fomentando.

La sostenibilidad (medioambiental, económica y social) es imprescindible si queremos mantener cierta calidad de vida, y por ello me alegra ver que se va avanzando hacia ella. La contribución de cada uno es indispensable para lograrlo, ¡así que sigamos en este camino! De verdad espero que esto sea más que una simple tendencia y se quede para siempre con nosotros.

Ejemplo de decoración con macetas
Boda Eco Conscious

Y tú, ¿aplicarás alguna de estas tendencias? ¡Cuéntamelo!

    1 comentario

  1. Juanita Mejia 04/05/2021 at 11:27 pm Responder

    Me parece muy interesante el articulo. Muchas gracias por compartir

Deja un comentario




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.