Como ya adelantábamos la semana pasada, en el artículo de hoy nos centraremos en las tendencias en Bodas 2018. Poco a poco desgranaremos cada nueva moda para que las conozcáis en profundidad. Os recordamos que nuestra principal recomendación siempre es que uséis estas modas como inspiración y las adaptéis a vuestros gustos.

Tendencias para las bodas de 2018

Ultra Violet

Seguro que ésta ya la conocíais, ¿verdad?. El Ultra Violet se presenta como el color Pantone del año, sustituyendo al Greenery de 2017. Como el propio Pantone lo define, es un tono “dramáticamente provocativo”. Sin duda, es un color potente, lleno de fuerza, una mirada al futuro llena de originalidad. De hecho, muchas novias apuntan a que es un tono demasiado atrevido para su gran día y lo rechazan desde el primer momento.

Como todas las tendencias, la clave está en adaptarlo al estilo de tu boda para sacarle el máximo partido. Nuestra propuesta es combinarlo con tonos suaves, como el crema. De este modo, damos una nota de color al conjunto sin restarle delicadeza. En nuestro Pinterest podéis encontrar un tablero con diversas propuestas para suavizar el tono y adaptarlo a bodas llenas de romanticismo y elegancia.

Aquí os presentamos algunas paletas con las propuestas que Pantone hace para lograr este efecto. Pero una vez más, la elección es vuestra y podéis combinarla con tonos más fuertes si queréis lograr un look más atrevido y moderno.

Paleta purple haze

Paleta floral fantasies

Paleta Quietude

Boda Pinterest

Las preciosas bodas que nos inspiran en Pinterest e Instagram han llevado a una locura en la que muchas parejas piensan en cómo quedarán las fotos para diseñar su boda. Los novios buscáis cada vez menús con una presentación más cuidada y tendéis a hacer una inversión más fuerte en decoración para lograr bodas dignas de Pinterest.

Por supuesto, la estética es muy importante y no hay que gastarse mucho dinero para lograr una boda preciosa. Lo que nos preocupa es que, muchas veces, se renuncia a calidad en la comida para poder invertir en otros elementos. Nuestro principal consejo es que busquéis un equilibrio. Los invitados recordarán la boda como un conjunto y si la comida es insuficiente (en cantidad o calidad), su percepción general empeorará.

Una buena Wedding Planner os ayudará a diseñar una boda espectacular con elementos que se adapten a vuestro presupuesto sin comprometer otras partidas. ¡Os aseguramos que es una inversión perfecta para vuestra boda!

Contrastes

Durante 2018 veremos todo un mundo de contrastes, en los que se presentan mesas casi desnudas, enfrentadas a composiciones multicapa en las que combinar diversas texturas. También veremos un enfrentamiento entre las bodas tecnológicas y las que apuestan por un look tradicional y natural.

Del mismo modo, serán tendencia las bodas llenas de colores fuertes (como el Ultra Violet y el Navy Blue), en contraposición con otras que combinen tonos orgánicos y suaves, como los tonos tierra, pastel, grises y empolvados.

Para nosotros es una gran noticia, ya que podemos afirmar que la tendencia es que optéis por aquella decoración que más os guste. Al fin y al cabo, ¡todo está de moda!

Menos es más

Ya os lo contamos como adelanto: la austeridad es tendencia. Este año la moda se basa en huir de los estilos recargados y opulentos, apostando por la elegancia de la sencillez. Para dar personalidad a la decoración de la boda, se apuesta por combinar distintas texturas y colores. Lejos quedan los tiempos en los que se añadían más y más elementos de forma incontrolada.

En general, veremos que los centros de mesa se reducirán en tamaño, creando composiciones más cuidadas y elaboradas. Esta tendencia permitirá que la comunicación entre invitados fluya mejor, al no interferir en su campo visual. ¿El resultado? Un mayor acercamiento cara a cara entre personas. Una vez más, una huida de la tecnología.

¡Fuera tarta!

La semana pasada os contábamos que algunos tipos de tartas ya no estaban de moda. ¿Pero sabéis qué? La realidad es que poco a poco las tartas van desapareciendo. En su lugar encontramos otras opciones muy visuales y creativas. Por ejemplo, torres de cupcakes decorados con los tonos de la boda, dessert bars donde los invitados pueden elegir su dulce, Croquembouche, torres de macarrons o cakepops… ¡Vemos incluso torres de tortitas!

En nuestra opinión, todas estas opciones son perfectas para bodas íntimas, ya que nos permiten regular mejor la cantidad de comida sin comprometer el efecto visual. Además, el dessert bar puede ser una buena alternativa en caso de que tengamos invitados con gustos muy diferentes.

Alternativas a la tarta nupcial

Texturas

Tal y como os hemos dicho, las texturas serán una de las grandes novedades. Los decoradores han sustituido la combinación de colores por esta otra opción para lograr contraste.

Una de las texturas por las que se está apostando más fuerte es el cemento. Este elemento es perfecto para decoraciones con un toque industrial, pero puede parecer mucho menos adecuado para looks románticos y elegantes. Si os gusta pero no queréis renunciar al romanticismo, apostad por el cemento en pequeños detalles, como macetitas para el centro de mesa. Si las combináis con flores en tonos rosas y blancos, el éxito está garantizado.

Otra de las grandes combinaciones de texturas se da en la mantelería. Como también hemos adelantado, este año veremos mucha combinación de tejidos. Por ejemplo: combinar el mantel de un material, el camino de mesa de otro y las servilletas de otro.

Espacios inusuales

La elección de espacios también se transforma buscando lugares más especiales. Los novios huyen de lugares tradicionales donde se han realizado mil bodas y buscan otros sitios más inusuales. Los lugares diáfanos en los que es necesaria una gran inversión en decoración también están pasando de moda. En su lugar, se apuesta por espacios con personalidad propia en los que el propio lugar lo diga todo.

Los tradicionales salones dejan paso a antiguas fábricas, casas que pertenecen a la familia, invernaderos, destilerías, restaurantes temáticos… Algunos novios más atrevidos incluso se están lanzando a organizar su boda en medio de una acampada. ¿El resultado? Una boda de varios días repletos de actividades en un lujoso campamento.

Sin duda, una apuesta total por espacios singulares y originales que cuenten la historia de la pareja.

Destination Weddings y Elopements

Cada vez más, los novios se animan a crear una experiencia completa para ellos y sus familias y se deciden por bodas en destino. Italia es uno de los destinos favoritos por excelencia: desde la romántica Venecia hasta los bellos paisajes de la Costa Amalfitana. Por detrás de ella, y dependiendo del presupuesto y origen de los novios, encontramos lugares más exóticos como Tahití, Costa Rica o la Rivera Maya. Aunque también empezamos a ver que los novios buscan destinos menos habituales y con más sentido para ellos, como Irlanda, Suiza o Croacia.

Por supuesto, crear una boda en destino es complicado y requiere casi obligatoriamente contratar a una Wedding Planner. Además, deberemos tener en cuenta factores como el alojamiento de novios e invitados, transportes y actividades para llenar los días que dure la celebración.

Si el presupuesto (o el número de invitados) no nos permite celebrar una Destination Wedding, tenemos dos opciones que no restarán ni un poco de belleza a vuestra ceremonia. Por un lado, muchos novios se deciden por un Elopement, una fuga en la que se escapan a ese sitio especial solos o únicamente con la familia más cercana.

Si no queréis renunciar a estar rodeados de todos vuestros seres queridos podéis apostar por una boda temática. ¿Soñáis con casaros en Italia? Decorad vuestro salón con ramas de olivo, limones, flores frescas… y tendréis un ambiente italiano sin salir de España. ¿Lo vuestro es Francia? ¡Apostad por la lavanda! Si combináis esto con un menú tradicional de la zona elegida y música de ese país, acertaréis seguro.

Flores por todos los lados

Esta tendencia viene relacionada con el boom del Greenery del año pasado. Si en 2017 vimos muchas guirnaldas de flores, este año van más allá y se reparten por todos los rincones. Según vaticinan los expertos en tendencias, será habitual ver paredes compuestas por flores, bodegones florales muy elaborados y otros muchos elementos decorativos fuera de lo habitual.

La principal ventaja es que, nuevamente, esta tendencia se puede aplicar a multitud de estilos. Según los colores de las flores elegidas, el resultado será más llamativo y divertido o más sobrio y elegante.

Juegos de luces

Otra de las grandes tendencias que marcan los expertos son los juegos de luces en la ceremonia y el banquete. Las nuevas tecnologías permiten programar el espectáculo visual de forma completa, y los dispositivos sin cables posibilitan añadir luces en sitios que antes era imposible. Estos expertos apuntan a iluminaciones que cambian de tono y de color según se desarrolla el evento (por ejemplo, simulando la puesta de sol) y remarcan aquellos momentos más importantes para la pareja.

Nuestra humilde opinión es que en nuestro país, al menos de momento, no va a tener tanto impacto como en el extranjero. Eso sí, estaremos muy atentos a lo que pasa, ya que consideramos que crea un amplio abanico de posibilidades que no se deberían desaprovechar.

Resumen

Si tuviéramos que resumir estas tendencias en unas pocas palabras estas serían sin duda: Menos es más, personalización máxima y texturas.

En look de moda este año es crear un espacio muy personalizado, que cuente vuestra historia de manera sencilla. Para lograrlo, se espera que se diseñen espacios sobrios, con una mezcla de texturas y paletas de color sin demasiadas tonalidades y colores suaves.

O, por el contrario, se esperan bodas llenas de color, con paletas de 3 o incluso más colores. ¿Buscas algo atrevido? Apuesta por el Emperador, el Lime Punch o el Chili Oil. Por supuesto, sin dejar de lado el Ultra Violet o el Navy Blue.

 

Tendencias para las bodas de 2018 – ¡Diseña tu boda de ensueño! (II)
¿Te ha gustado este artículo?