Para cualquier novia es imprescindible que el día de su boda sea todo perfecto. Estar guapa, lucir el vestido y disfrutar de la fiesta es un requisito para todas vosotras. Pero para disfrutar hay que estar cómoda y sentirse bien. Además, debemos tener en cuenta que hay pequeños «accidentes» o imprevistos que pueden suceder, y lo mejor es estar preparada con tu kit de la novia.

En Sastres de Sueños siempre llevamos a las bodas que organizamos este kit (¡y muchas cosas más que pueden hacer falta!) para ayudaros a vosotros y a vuestros invitados a sobrevivir a todos estos imprevistos. Si todavía no te has decidido a contratar una Wedding Planner y quieres saber qué tienes que llevar a tu boda, toma nota de todo lo que te contamos.

Kit de emergencia de la novia

Emergencias con el vestido

Uno de los mayores miedos de cualquier novia es que el vestido se manche o se rasgue. Desgraciadamente, no es difícil que nos caiga algo encima del vestido durante el cóctel o que se nos enganche la cola en algún sitio. Al igual que la novia, el novio o cualquiera de los invitados puede tener también problemas similares para los que debemos estar preparados. Entonces, ¿qué debemos llevar?

  • Kit de costura. Seguro que agradecerás tener un poco de aguja e hilo a mano si se rompe la cremallera de algún vestido, salta algún botón o se engancha la tela. Por supuesto, en algunos casos el resultado del arreglo no será invisible, pero evitaremos que vaya a más.
  • Antimanchas. Ya sea en toallitas o líquido, un producto antimanchas puede sacarnos de más de un apuro. Eso sí, debemos buscar uno respetuoso con la prenda que vayamos a tratar, ya que los vestidos de novia y de fiesta suelen confeccionarse con tejidos delicados.
  • Laca de uñas transparente. ¿Quién no se ha puesto un poco de laca de uñas transparente para evitar que las carreras de las medias vayan a más? Una sola gotita evitará que se agranden y acabemos con las medias destrozadas. Si lo prefieres, también puedes coger unas medias de repuesto.
  • Imperdibles. Este pequeño elemento te permitirá recogerte la cola para bailar con comodidad si el vestido no incorpora un sistema para hacerlo. Además, te ayudarán a cerrar cremalleras rotas o botones que hayan saltado sin necesidad de coserlos en ese momento.

Comodidad

Es tu boda y quieres bailar hasta altas horas de la madrugada y disfrutar con toda la gente que quieres. Para ello, es imprescindible que te sientas cómoda en todo momento. No olvides meter en el coche unos zapatos cómodos de recambio para aguantar durante horas bailando. Muchas novias se decantan por unas zapatillas Converse blancas, otras por cuñas de esparto del mismo color… Busca tu estilo y no te preocupes por el dolor de pies.

Si eres propensa a las rozaduras en los muslos, compra ya mismo una crema antifricción. La encontrarás en muchas tiendas de deporte, y te aseguramos que evitan el roce durante horas y horas. Además, si te rozan los zapatos, también pueden ser útiles para evitar ampollas.

Por último te recomendamos llevar un pequeño abanico, especialmente si tu boda es en verano. Los nervios pueden hacer que sientas todavía más calor del que realmente hace. Además, existen algunos modelos preciosos de encaje blanco que te darán un toque de elegancia todavía mayor.

Salud e higiene

  • Botella de agua y pajita. Desde que acaban de maquillarte hasta que empieza el cóctel suelen pasar varias horas. Por ello, te recomendamos que lleves una botellita de agua con una pajita. De este modo, podrás beber tranquilamente sin que el maquillaje se estropee.
  • Tiritas. En línea con el punto anterior, es habitual estrenar zapatos en los grandes eventos y que nos hagan daño. Por ello, no olvides llevar unas tiritas en tu kit de novia para evitar las heridas. Además, pueden ser muy útiles si cualquiera de los invitados se hace una pequeña herida.
  • Compresas y/o tampones. Al igual que todas las mujeres solemos llevar siempre alguna en el bolso por si se adelanta la menstruación, no olvides llevar alguna el día de tu boda. Las hormonas son muy traicioneras, y con los nervios del gran día es muy habitual que se altere el ciclo. Para evitar sustos, lleva en tu neceser de novia aquello con lo que te sientas más cómoda.
  • Antiácidos y pastillas para el dolor de cabeza. Normalmente, los banquetes son mucho más pesados y copiosos de lo que estamos acostumbrados a comer. Para evitar que un dolor de estómago te amargue la fiesta, lleva algún antiácido contigo y podrás atajar en segundos el problema. Coge también en tu pequeño botiquín alguna pastilla para el dolor de cabeza o muscular. ¡Seguro que te saca de más de un apuro! Aquí nos vemos obligados a remarcar que, por motivos legales, no tenemos permitido entregar medicamentos a ninguna persona. Por tanto, esta sección del kit de emergencia tendréis que llevarla vosotros mismos. ¡No lo olvides!
  • Cepillo de dientes y dentrífico. Con tantos besos y abrazos a invitados, seguro que no quieres sentir que te huele mal el aliento. Un pequeño cepillo y pasta de dientes te ayudará a refrescar el aliento y a sentirte segura durante toda la noche. Recuerda coger también el del novio, ¡seguro que te lo agradece! Si lo prefieres, también puedes coger caramelos mentolados o chicles.
  • Toallitas desodorantes y refrescantes. En línea con lo que acabamos de decir, estas toallitas pueden ayudarte a quitar el mal olor en segundos. Lo más normal es que, debido a los nervios, sudemos incluso antes de empezar a bailar. Además, las toallitas te refrescarán, por lo que te ayudarán a sentirte bien una vez hayan pasado los nervios de la ceremonia.
  • Gafas, recambio de lentillas y líquido. Si llevas lentillas, no olvides coger estas tres cosas antes de salir de casa. En caso de que pierdas una lentilla o te molesten de llevarlas tantas horas en los ojos, podrás ponerte unas nuevas para seguir con la fiesta o ponerte las gafas para ir más cómoda. En caso de que decidas llevar gafas el día de tu boda, no olvides llevar unas de recambio por si se rompieran las que lleves puestas.

Belleza

Como hemos dicho al principio, para cualquier novia es esencial estar radiante el día de su boda. Por eso, te recomendamos unos pocos productos que puedes añadir a tu kit de novia para estar preciosa de principio a fin.

  • Laca, peine, horquillas y ganchos. ¿Quieres bailar sin preocuparte de despeinarte? ¿Te da miedo que el peinado no aguante tantas horas? Con estos cuatro productos tendrás todo solucionado y podrás retocar el peinado en cualquier momento.
  • Agua termal. Un poco de agua termal sobre el rostro es capaz de refrescar el maquillaje y hacerlo lucir como recién aplicado, ¡siempre que no nos pasemos con la cantidad! Rociando sólo un poco podrás refrescarte la cara y resucitar la jugosidad que tenías en el momento en que la maquilladora acabó su trabajo. Te recomendamos que, el día de la prueba, hables con ella acerca de esto para asegurarte de que no es incompatible con el maquillaje que te aplica en tu caso concreto. ¡Seguro que puede darte más ideas!
  • Kit para retocar el maquillaje. Los productos que utilizan las maquilladoras profesionales son cada vez más duraderos, pero algunos como los labiales suelen desaparecer con las horas. Por ello, te recomendamos que metas en tu kit de novia unos polvos matificantes y una barra de labios. Con esos dos productos, alargarás todavía más la duración del maquillaje.

Como verás, y aunque la mayoría ocupen muy poco, el kit básico de novia incluye muchos elementos. Como siempre te recomendamos, deja que sea tu Wedding Planner quien se ocupe de todo ello. Vuestro único trabajo ese día tiene que ser disfrutar de cada segundo. ¡Deja que otros se ocupen de las preocupaciones! No dudes en contactar con nosotros si quieres concertar una cita sin compromiso para hablar de tu boda y resolver todas tus dudas.