Como ya sabréis, las bodas han cambiado radicalmente en los últimos años. Hoy en día, nadie se imagina casándose tal y como lo hicieron sus padres. ¿Me equivoco? Tanto los espacios como la decoración han cambiado notablemente, y la fotografía no iba a ser menos. Además, las bodas son cada vez menos protocolarias y estrictas. Algunas tradiciones se están dejando de lado a favor de momentos mucho más espontáneos y románticos, que representen cómo es la pareja. Una de estas tradiciones, que algunos novios todavía respetan, es no verse antes de la ceremonia. Otros, por el contrario, prefieren tener una sesión First Look antes del gran paso.

Qué es y qué ventajas tiene un first Look

Qué es el First Look?

El First Look es, literalmente, la “primera mirada” que se dan los novios. Se trata de una sesión de fotos en la que se encuentran antes de la ceremonia. Normalmente se busca un espacio tranquilo, en el que disfruten de cierta intimidad. De este modo, el fotógrafo puede inmortalizar sus reacciones más espontáneas y naturales al verse por primera vez vestidos para el gran día.

Debo admitir que quizás no sea la persona más neutral para hablar del tema. Me encantan las sesiones First Look, ya que creo que me parecen súper románticas y emocionantes. De hecho, ya os hablé brevemente de este tipo de sesión cuando hablábamos de las supersticiones que rodean las bodas.

Hoy quiero profundizar un poco más para que podáis decidir si este tipo de sesión de fotos es para vosotros. ¿Empezamos con las ventajas?

Qué ventajas tiene el First Look?

Por un lado, es una forma de tener un momento íntimo, a solas, justo antes de que empiece el barullo. Podríamos decir que es vuestra “última cita” antes de dar el gran paso. Además, esta cita tendrá un único invitado: el fotógrafo que inmortalizará ese momento (y el videógrafo, si así lo queréis). ¿No os parece romántico? De hecho, será uno de los pocos momentos a solas que pasaréis el día de vuestra boda. Mi recomendación es que empecéis una hora antes de la ceremonia. De esta manera podréis haceros las fotos con calma antes de que lleguen los invitados.

También es un momento ideal para quitaros parte de los nervios antes de la boda. Al estar ya juntos, podéis compartir vuestros nervios y pasar juntos los minutos previos a la ceremonia.

Es una manera perfecta de captar vuestras caras de sorpresa, emoción y amor. Personalmente, me encanta fijarme en la cara del novio cuando ve a la novia entrar por el pasillo. ¿Y si esa cara estuviera inmortalizada para siempre sin que sienta la presión de que todos los invitados estén delante?

Por otro lado, es una forma perfecta de hacer la sesión en pareja antes de que empiece la boda. Así podréis disfrutar de vuestros invitados durante el cóctel y no perderos ni un momento de vuestra propia fiesta. Además, al ser lo primero que hagáis estará todo perfecto: tanto el maquillaje como el peinado y vuestra ropa.

Ejemplos de Sesión First Look

Qué desventajas tiene el First Look?

Si sois una pareja tradicional, la primera desventaja la tendréis clara: Os veréis antes de la boda, rompiendo la tradición. Si no queréis hacerlo no os preocupéis por no tener fotos de esa reacción. Un buen fotógrafo será capaz de captar esa mirada aunque no estéis juntos. ¡Además, es uno de los momentos más emotivos de la ceremonia!

Si sois una pareja tímida (o uno de vosotros lo es), os podéis sentir intimidados al saber que hay un fotógrafo preparado para captar vuestras emociones. Como resultado, puede ocurrir que la reacción resulte “sosa” o forzada, al no sentiros cómodos. Por ello, es muy importante que los dos estéis de acuerdo en hacer este tipo de sesión.

Otra desventaja es que, muchas veces, los espacios no están listos antes de la ceremonia (o incluso, están todavía ocupados) y no podréis haceros la sesión en el sitio de la celebración. En este caso, deberíais buscar un sitio para la sesión, lo que podría complicar la logística y el timing de vuestro gran día. Por supuesto, esta desventaja se soluciona con una buena planificación.

Qué es lo más importante que deberíamos tener en cuenta?

Para mí hay dos cosas imprescindibles a tener en cuenta antes de decidirnos por este tipo de fotografías. Por un lado, como ya os he dicho, creo que es importante que penséis en la reacción que tendréis con una cámara captando el momento. A muchos novios les cuesta mucho mostrar en público sus sentimientos y se pueden cortar delante del fotógrafo.

La otra cosa a valorar es la luz que tendremos en esos momentos previos a la boda. Según la posición del sol, la luz será diferente y podrá crear o no sombras en vuestras caras. Hablad con vuestro fotógrafo, ya que es quien mejor os asesorará del momento ideal.

Por supuesto, si os hace ilusión una sesión first look podéis buscar algún espacio donde la luz no sea un problema y hacer la sesión de fotos tradicional en otro momento. ¡Hay muchísimas opciones!

Si queréis ver el resultado de una sesión de fotos First Look en una boda os recomiendo ir a mi cuenta de Pinterest. ¡Allí os he dejado varios ejemplos!

Como ya había adelantado, yo me declaro absolutamente a favor de las sesiones First Look. ¿Y vosotros? ¿Os atreveréis a hacer una o sois más tradicionales?

First Look: Cómo son estas fotos de boda y qué ventajas tienen
¿Te ha gustado este artículo?