Cómo escribir el guión de una ceremonia civil

Sin duda, el momento más emotivo de cualquier boda (y el motivo de toda la celebración) es la ceremonia. Éste es el momento en el que pasaréis a ser marido y mujer (o mujer y mujer / marido y marido) a ojos de todo el mundo. Pero, ¿cómo estructurar todo y configurar el guión? Muchas nos habéis preguntado, y por eso hoy queremos daros algunos consejos para que podáis hacer el guión de vuestra ceremonia civil. Te recomendamos llegar hasta el final, ¡hay un regalo!

¿Por dónde empezar? 

Si no disponéis de mucho tiempo para pensar en esto, lo ideal sería contratar una Wedding Planner o un ceremoniante que os oriente y que redacte el guión. En caso de que prefiráis hacerlo vosotros mismos, lo primero que debéis hacer es responder a algunas preguntas muy simples. Primero, debemos saber qué tipo de ceremonia civil vamos a celebrar. 

Ceremonia civil oficial

Por un lado, tenemos el momento de la ceremonia de matrimonio civil oficial. Se trata del momento en el que vamos al ayuntamiento o juzgado elegido y, previa lectura del código civil y algunos textos legales más, firmamos el documento oficial que nos convierte en matrimonio.

En este caso, deberemos hablar con el lugar donde lo vayamos a celebrar y preguntar qué nos permiten hacer, ya que varía de uno a otro. Algunos lugares tienen una estructura fija que no podemos modificar y que se limita a las lecturas obligatorias por parte del juez, alcalde o concejal y, como mucho, alguna lectura adicional por parte de algún invitado. 

En cambio, otros lugares sí permiten una mayor flexibilidad y podemos proponer un guión que se adapte un poco más a lo que nosotros queremos. En este caso, deberemos preguntar qué elementos nos dejan introducir y de cuánto tiempo máximo disponemos. 

Muchos novios no le prestan atención a este tipo de ceremonia ya que para ellos es un mero trámite. Otro, por contra, no celebran una ceremonia simbólica y sí que quieren que sea algo especial. Si para vosotros la ceremonia oficial es importante, deberéis aseguraros de preguntar al responsable del juzgado o ayuntamiento, al menos:

  • ¿De cuánto tiempo disponemos para la ceremonia? 
  • ¿Podemos incluir alguna lectura de nuestros invitados?
  • ¿Podemos hacer algún rito simbólico? (más adelante hablaremos de ello en profundidad). 
  • ¿Podemos usar el sistema de sonido de la sala para poner música o traer música en directo? 

Una vez sabemos esto, ya podemos empezar a trabajar en el guión sabiendo los límites y opciones que tenemos. 

Ceremonia civil simbólica

Decoración de una ceremonia civil

Cuando hablamos de ceremonia simbólica nos referimos a aquella que no tiene validez legal. En general, es la ceremonia que solemos celebrar en el jardín del lugar de banquete, en la playa… junto a toda la familia y amigos. En este caso, al no ser obligatorio incluir los textos legales tenemos muchísima más flexibilidad en cuanto a todo lo que podemos hacer.

En este caso una de las primeras cosas que os deberéis preguntar es quién va a oficiar la ceremonia. ¿Un familiar o amigo? ¿Un oficiante profesional? En caso de que os decidáis por la primera opción deberéis buscar a una persona con carisma y que no tenga miedo a hablar en público. Tened en cuenta que ese día habrá mucha gente pendiente de ese momento y el miedo escénico puede arruinarlo todo. 

Una vez tenemos claro todo esto, debemos sentarnos para diseñar el guión de la ceremonia en base a toda la información que ya tenemos. ¿Preparada?

Guión de la ceremonia civil

Brevemente, podríamos decir que las principales partes de la ceremonia, ya sea simbólica o legal, son las siguientes: 

  1. Entrada de todos los asistentes. Lo habitual suele ser que entren primero los invitados, luego el novio con su madrina seguidos de la corte de la novia (damas de honor, niños con los anillos…) y, por último, la novia con su padrino. Pero tened en cuenta que, aunque las ceremonias religiosas suelen ser más estrictas, las ceremonias civiles son mucho menos protocolarias. En este caso, la entrada la podéis hacer como queráis: entrar los novios juntos, con vuestros padres, con vuestros hijos (si los tenéis)… ¡Decidid lo que más ilusión os haga! 
  2. Bienvenida por parte del oficiante a los novios e invitados, introduciendo la ceremonia que vamos a celebrar a continuación. 
  3. Lectura del auto judicial. A continuación, el ceremoniante pasará a leer el auto judicial, un pequeño texto en el que se declara la autorización judicial para que podáis contraer matrimonio. Por supuesto, este punto no existe en las ceremonias simbólicas, pero es imprescindible en las oficiales, ya que sin ello no es válido el matrimonio. 
  4. Lecturas de los invitados o familiares. Según el tipo de ceremonia que estemos celebrando, podremos añadir más o menos lecturas. También deberemos tener en cuenta la duración, para evitar textos demasiado largos que acaben aburriendo a los invitados. Un truco para saber la duración máxima ideal de un texto es que éste quepa en un folio por una cara. ¡No vale hacer la letra más pequeña para conseguirlo! 
  5. Ceremonia o ritual simbólico. Algo muy habitual para dar mayor emotividad a la ceremonia es incluir algún ritual simbólico. En un post anterior ya os dábamos algunas ideas de rituales simbólicos para hacer una ceremonia más emotiva. ¡Pásate por allí para inspirarte si no lo has visto!  
  6. Lectura de los artículos del código civil. Nuevamente estamos en una parte esencial de la ceremonia oficial pero de la que podéis prescindir en las simbólicas. En ella, el ceremoniante leerá los artículos del código civil que hacen referencia al matrimonio y las obligaciones de los novios. Se trata de un texto corto pero lleno de significado.
  7. Acto de conformidad de los contrayentes. La lectura del código civil suele terminar con este acto, en el que los novios aceptan esas “condiciones” (al final, legalmente el matrimonio no es más que un tipo de contrato). Este momento tan poco romántico suele sustituirse en las ceremonias simbólicas por el famoso “sí, quiero”, que veremos más adelante. 
  8. Votos nupciales personalizados. Una vez ya se han realizado todas las lecturas, llegamos al momento más emotivo de la ceremonia: los votos. En ellos, los novios os decís todo lo que sentís y os prometéis amor eterno. El texto puede variar para adaptarse a vosotros. ¡Revisa nuestro post con consejos para unos votos personalizados! Por supuesto, esta parte no es obligatoria, pero sí muy recomendable si queréis una ceremonia llena de emociones. 
Intercambio de anillos en una ceremonia civil
  1. Intercambio de anillos. Y, por fin, llega el momento en el que los anillos entran en juego. Aquí tenéis dos opciones: intercambiarlos a la vez que os decís los votos personalizados (mi favorita) o, en caso de que no queráis hacer esa parte, podéis decir una pequeña frase mientras le ponéis el anillo a la otra persona. ¿Un ejemplo? La famosísima frase “Yo, …. , te tomo a ti … como mi legítimo esposo en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza, y prometo amarte y respetarte todos los días de mi vida”. ¡Deja un comentario si quieres que hagamos un post con más ideas!
  2. Aceptación del matrimonio. Y, después de haberos prometido amor eterno y haberos dicho lo muchísimo que os queréis, ha llegado el momento del Sí, quiero. 
  3. Beso. ¿No hace falta ninguna explicación, verdad? 
  4. Firma de los testigos y firma del acta de matrimonio. Esta parte es obligatoria en la ceremonia oficial, mientras que es opcional en la simbólica. Personalmente, me encanta este momento. En mi opinión, realizar la firma al final de la ceremonia da una sensación de mayor realismo. Además, podéis guardar el documento firmado por vuestros testigos como recuerdo de este momento tan especial. 

Este es el orden que yo os recomiendo en base a mi experiencia, pero se trata de algo muy personal que podéis modificar en base a vuestros gustos y preferencias. ¡Tomadlo solo como algo orientativo! 

Déjanos un comentario si quieres que hablemos más sobre la ceremonia civil, con ejemplos de textos y música que podemos utilizar para cada momento. ¡El próximo post está en tus manos!

Tal y como hemos prometido, aquí te dejamos un pequeño regalo. ¡Un guión para que puedas descargarlo y tenerlo a mano mientras preparas tu ceremonia civil!

Deja un comentario




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.