Habitualmente, una de las primeras decisiones que toman los novios y una de las que más le preocupan es la elección del salón de bodas donde celebrarán el banquete. En la actualidad, existen multitud de espacios dedicados a ellos: hoteles, masías, restaurantes con y sin jardín, castillos… Si queréis elegir el mejor para vosotros, deberéis tener en cuenta algunos factores:

Consejos para Elegir Salón para el Banquete de Bodas

1. La Temática y el estilo de vuestra Boda

Es muy importante tener claro el estilo de nuestra boda antes de elegir el salón. Si por ejemplo buscamos una boda moderna, un castillo o una masía no nos ayudará a transmitir esa idea, mientras que un salón como el Myrtus será perfecto. Si por el contrario pretendemos crear una boda al aire libre, un lujoso salón de bodas sin jardín dará totalmente la impresión opuesta, pero el Nou Racó podría ser perfecto. Los novios deben tener claro cómo quieren que sea su ceremonia, y en base a ello elaborar la planificación de la misma.

2. Localización

Lo primero que debemos tener claro es en qué lugar debemos celebrar nuestra boda. Habitualmente se hace en el lugar de residencia de los novios, aunque cada vez es más común realizar Destination Weddings en las que los novios y los invitados se trasladan a un lugar distinto.

Una vez tengamos clara la zona en la que lo celebraremos, debemos elegir qué se adapta más a nosotros. Si queremos una ceremonia en la orilla de la playa, descartaremos todos los salones o masías que se encuentren en montaña. Por el contrario, si nos queremos casar en una iglesia deberemos buscar un lugar que no esté demasiado lejos de ella.

Lo ideal es pensar en la comodidad de nuestros invitados, ya que a nadie le apetece ir a una iglesia y tener que conducir 2 horas hasta llegar al espacio del banquete. Tened también en cuenta los horarios de cada cosa para asegurarnos de poder desplazarnos entre los dos puntos sin necesidad de correr. Ese día lo importante es disfrutar, por lo que debemos intentar evitar este tipo de detalles que nos pueden hacer ponernos más nerviosos.

3. ¿Ofrecen alojamiento?

En algunos casos se trata de algo irrelevante, pero en muchos es imprescindible. Tanto si tenéis familiares o amigos que vengan de fuera como si esperáis que se alargue hasta tarde, tener alojamiento puede ser una gran ayuda para muchos invitados. Ya sea porque no quieran conducir después de la fiesta o porque necesitan un lugar donde dormir y prefieren no tener que desplazarse luego, puede ser un factor decisivo que ayude a que muchos invitados confirmen su asistencia.

Además, muchos de ellos suelen ofrecer precios especiales para los invitados e incluso algunos regalan una noche en la Suite Nupcial para que los novios puedan alargar este día tan especial lo máximo posible.

4. Características del Espacio

Otro punto muy importante es conocer las características del espacio. Antes de empezar a mirar salones de bodas, debemos elaborar un borrador de la lista de invitados para saber qué capacidad necesitamos. Algunos novios se han encontrado con que el salón contratado era más pequeño de lo que pensaban y no cabían todos los invitados, mientras que en otros casos pueden contratar uno demasiado grande que nos dé una sensación de vacío.

Una vez claro el número de personas, nos aseguraremos de que la capacidad es la adecuada y preguntaremos al salón si tiene algún suplemento por no llegar a un número mínimo de personas o en caso de que cancelan muchas.

Después de esto, tendremos en cuenta si el salón dispone de los espacios que necesitamos. Si por ejemplo siempre hemos soñado con una boda en el jardín, confirmaremos con ellos que es posible hacer la ceremonia en este espacio. También recomendamos comprobar que el número de baños sea adecuado para el número de invitados y que preguntemos si disponen de aparcamiento privado para ellos (y cuántas plazas tienen para poder calcular si serán suficientes).

5. Decoración del lugar

En función del punto anterior, podremos ver qué tipo de decoración podemos utilizar para nuestro evento. Cada salón de bodas tiene una distribución diferente, por lo que la decoración usada en uno no será seguramente la mejor para otro. Para ello lo mejor es contar con profesionales, ya que hay tantos puntos que influyen que seguro que podemos pasar alguno por alto.

Si queremos conseguir la decoración perfecta deberemos tener en cuenta las dimensiones del lugar, la distribución de las mesas, las zonas de paso de invitados y camareros, las zonas a las que queremos dar mayor protagonismo, las tomas de luz en caso de necesitar aparatos eléctricos…

Preguntad también en el salón acerca de las posibilidades que ofrecen en cuanto a vajilla, cubertería y mantelería. De todos modos, si ninguna os convence siempre podéis contratar con una empresa externa dedicada a ello.

La decoración perfecta de nuestra boda se compone de todos los elementos que participan en ella, por lo que debemos coordinarlo todo e imaginar cómo quedará nuestra boda de ensueño en el espacio que tenemos delante.

6. Exclusividad del Salón de Bodas

Otro punto que suele generar conflicto es si dispondremos de ese precioso salón que hemos elegido solo para nosotros y nuestros invitados. Quizás la masía celebre sólo una boda al día y nos permita alargar más horas la fiesta. O quizás tengamos un salón para nuestra boda y el de al lado destinado para otra y compartiremos el parking con sus invitados. Para no llevarnos sorpresas, lo mejor es informarse antes acerca de estos puntos. También deberíamos informarnos acerca de si los baños son privados o si se compartirán con el resto de celebraciones. Esto es muy importante en el caso de que queramos ofrecer amenities en los baños a nuestros invitados, ya que de este modo sabremos si podemos hacerlo o si no.

7. El Presupuesto

Habitualmente esta es la partida que concentra la mayor parte del presupuesto, por lo que cualquier pequeña variación en el precio “por persona” puede suponer una gran suma en conjunto. Debéis saber que no todos los salones ofrecen los mismos servicios (o aunque los ofrezcan, no los incluyen en el precio), por lo que es imprescindible comparar con lupa cada una de las opciones para dar con la más conveniente. Un buen modo de hacerlo es elaborar una hoja de Excel en la que incluyamos aquellos servicios que deseamos tener, apuntando el precio de cada uno en función del salón para poder compararlo de forma rápida. Si tenemos Wedding Planner, ella nos ayudará enormemente con esta tarea y nos ahorrará una cantidad importante de tiempo. Además, nos aseguraremos de que no pasa por alto ningún servicio importante para nosotros que nos haga llevarnos una sorpresa luego.

8. El Equipo Profesional

En mi opinión, este es el punto más importante de todos. Podemos tener un lugar precioso que se adapte a todos nuestros sueños, pero si sus trabajadores no son profesionales pueden arruinar el día más importante de nuestras vidas. A todos nos ha ocurrido acudir a un restaurante y enfadarnos al ver que tardan en atendernos o nos ha disgustado el tono de voz de un trabajador al dirigirse a nosotros. En un día tan único y con tantos invitados, esto puede llegar a ser fatal.

En este punto la intuición suele ser una gran aliada, que nos puede ayudar a ver comportamientos que demuestren que no se trata de gente profesional. Una buena forma de verles en acción puede ser tratar de ir a comer antes de contratar (aunque en algunos lugares no es posible) o fijarnos en cada detalle mientras hablamos con ellos. Un buen profesional hablará con confianza, nos resolverá todas nuestras dudas, nos dará ideas para sacar el máximo partido al espacio y al menú, demostrará corrección…

Por suerte, en España disponemos de grandes profesionales que nos harán todo más fácil y que serán un valor añadido para que todo sea perfecto.

9. Exclusividad de Proveedores

Atención porque este punto también es muy importante y suele dar muchos quebraderos de cabeza. Es imprescindible informaros acerca de la exclusividad de proveedores de cada espacio. Habitualmente, los lugares con cocina suelen tener exclusividad de catering y no permiten contratar empresas externas, pero en algunos casos esto va más allá. Algunos salones obligan a los novios a trabajar con un DJ, una floristería o un fotógrafo en concreto. Incluso algunos no permiten que llevéis esa tarta tan bonita de Fondant con la que lleváis meses soñando. No tengáis miedo a preguntar acerca de este punto, y en caso de que tenga alguna exclusividad informaros acerca del proveedor. Con ello, os aseguraréis a no tener que cargar con un DJ que no es de vuestro estilo o un fotógrafo que no es aquel con el que tanto feeling tenéis.

10. Gastronomía

Último, pero no por ello menos importante. Debemos asegurarnos que la comida que sirve ese precioso castillo esté buena, que las cantidades sean suficientes y que se adapten a nuestros gustos. También es muy importante informarnos acerca de si disponen de menús para celíacos, vegetarianos o alérgicos. Valorad también la presentación de los platos y la calidad de los ingredientes utilizados. Unos invitados que se queden con hambre, raramente disfrutarán  del evento en su plenitud. Aunque vosotros seáis de poco comer, pensad en aquellos familiares o amigos más glotones y aseguraos de que vayan a disfrutar tanto como vosotros.

 

Como veis, hay varios factores que es muy importante tener en cuenta a la hora de elegir un lugar para celebrar este día tan especial. Nuestro consejo es que visitéis varios lugares antes de decidiros por uno y que resolváis todas vuestras dudas antes de firmar con ellos. ¡Estamos seguros de que encontraréis ese sitio tan bonito con el que siempre habéis soñado!

¿Tenéis el espacio ya elegido? ¡No os perdáis nuestros Consejos para el día de la Prueba del Menú!

Salón de Bodas: 10 consejos para elegir el mejor para vuestro banquete
¿Te ha gustado este artículo?