A la hora de preparar la ceremonia civil, una de las principales dudas de los novios es cómo hacer un acto bonito y emotivo, en el que se represente la unión de ambos corazones, evitando que la ceremonia (al menos la representada el día de la celebración con la gente más cercana) sea únicamente la lectura de los textos legales de rigor.

Las opciones son, una vez más, infinitas. Aquí os dejamos algunas preciosas ideas que podéis utilizar en vuestra ceremonia civil:

Ideas para una Ceremonia Civil

Ceremonia de la Rosa

Para prepararla, únicamente es necesario tener dos rosas. Durante la ceremonia, los novios intercambian una rosa como símbolo de su amor mientras el oficiante dice unas palabras acerca del significado de este acto, remarcando que se trata de una muestra de amor incondicional y verdadero para toda la vida.

Otra versión puede ser que sean los propios novios quienes expresen sus sentimientos a la vez que entregan la rosa a su pareja, haciendo el acto todavía más emotivo y personal.

Según la tradición, tras la ceremonia la pareja debe guardar las rosas en algún lugar de su hogar que quede a la vista, de forma que les recuerde día tras día su compromiso y su promesa de amor eterno. Para que este amor no termine nunca, cada aniversario deben renovar las rosas como muestra de lo que cuidan ese amor que siguen sintiendo.

Ceremonia de las Velas

Al igual que en las otras ceremonias, existen numerosas variantes entre las que los novios pueden elegir la que mejor se adapte a sus sentimientos. Mi favorita es aquella en la que, al inicio de la ceremonia, la madrina y el padrino encienden una vela cada uno como símbolo de la vida de cada uno de los novios. Tras este encendido, las velas se dejan al lado de cada uno de los contrayentes y, tras el sí quiero, encienden juntos una vela más grande como símbolo de su nueva vida en común. Tras encender la nueva vela, algunos novios eligen apagar las pequeñas simbolizando que ahora son un único ser. Otros, en cambio, prefieren mantener las tres velas encendidas representando que a pesar de unir sus vidas cada uno sigue teniendo su independencia.

Otra opción es encender las velas pequeñas justo antes de encender la grande, siendo esto ideal para ceremonias en el exterior durante días ventosos en los que sea complicado mantener las velas encendidas.

Para que la ceremonia sea todavía más especial, podemos acompañarla de alguna canción suave o importante para los novios, así como de algún texto que les guste y que exprese sus sentimientos.

Ceremonia de la Arena

Para este ritual necesitamos 3 recipientes transparentes: dos pequeños y uno más grande con una abertura ancha. Cada uno de los recipientes pequeños contendrá arena de un color, mientras que el grande estará vacío. La arena puede ser del color favorito de los novios, de la paleta de colores utilizada en la decoración de la boda… Lo recomendable es que sean colores que combinen y se diferencien bien, ya que de este modo el resultado será más vistoso. Algunos novios también optan por utilizar un recipiente con una foto de ambos, con sus nombres escritos…

Al comenzar la ceremonia, el oficiante leerá un texto importante para la pareja o que hable de la importancia del amor. Normalmente se eligen textos que hablen acerca de la unión, el compromiso y el camino que recorrerán juntos. Mientras tanto, ambos novios verterán la arena en el recipiente gran de a la vez, creando un bonito efecto de ondas al mezclarse ambos colores.

Con esta ceremonia se representa que la vida de ambos cónyuges se une gracias a la aportación de ambos, siendo imposible separar ambas partes después de esta unión.

Es recomendable utilizar un recipiente grande con tapa, ya que uno de los puntos favoritos de los novios al elegir este tipo de ceremonia civil es la posibilidad de poder exponer este recipiente en su casa como recuerdo de esta unión.

Aunque esta ceremonia se adapta a cualquier estilo de celebración, creo que es perfecta para celebrar una boda en la playa, dado el aire hippie y bohemio que aporta la arena.

Ceremonia del Vino

Al igual que en la ceremonia de la arena, este ritual trata de mostrar la unión de ambas vidas en una sola que resultará inseparable. Tradicionalmente, el vino se ha asociado con la abundancia, la alegría y la vida, transmitiendo un mensaje de buenos deseos hacia el nuevo matrimonio.

Para realizar la ceremonia, habitualmente se emplea un decantador con vino blanco, otro  con vino tinto y un tercero vacío. El procedimiento es el mismo que anteriormente: mientras el oficiante lee un texto acerca del amor y la importancia del compromiso, los novios van vaciando cada uno un decantador dentro del que había vacío, observando cómo ambos se mezclan creando uno resultante de ambos.

La tradición marca que, por último, el vino de este tercer decantador se repartirá entre todos los asistentes para brindar por la nueva vida que emprenden desde ese momento los recién casados.

Esta ceremonia es muy habitual en zonas con un importante cultivo de viñas, como puede ser La Rioja o Utiel-Requena. De hecho, encaja a la perfección en las bodas realizadas en bodegas, cada vez más habituales.

Ceremonia del Arte

Siguiendo el concepto de las ceremonias anteriores, este ritual trata de que ambos cónyuges viertan un botecito de pintura de diferentes colores sobre un lienzo.

Esta ceremonia me parece perfecta para parejas amantes del arte moderno, ya que el resultado del cuadro suele ser una obra de arte única que pueden usar para la decoración de su casa. Además, les recordará día tras día su unión y el compromiso adquirido.

Ceremonia de la Plantación

Sin duda alguna, ésta es la ceremonia perfecta para una celebración campestre o en el bosque. Como podréis imaginar, se trata del acto de que los novios planten juntos un árbol

Con ella, la pareja pretende simbolizar que el amor son las raíces de su relación, una relación que como el árbol crecerá año tras año.

La pregunta habitual es qué hacer después de la ceremonia con este nuevo árbol. La opción perfecta sería poder llevarnos la maceta a casa y plantarlo en nuestro jardín para tenerlo siempre a la vista, pero dado que esto no suele ser posible para la mayoría de parejas, muchas optan por plantarlo en algún lugar que signifique algo especial para ellos. Otra opción para las bodas celebradas en el bosque puede ser plantarlo allí mismo y así tener siempre el recuerdo en el mismo lugar donde nos convertimos en marido y mujer.

Como en cualquiera de los otros ritos, lo ideal sería acompañar esta ceremonia de alguna canción suave con significado para los novios y un texto que hable del simbolismo de lo que se está haciendo para que ningún invitado se pierda.

Ceremonia de la Unión de las Manos

Si preferís algo más original os proponemos la Ceremonia de la Unión de las Manos o Handfasting. Se trata de un ritual de origen celta en la que los novios se sitúan dentro de un círculo y se toman de ambas manos (la izquierda de uno con la derecha de otro), de forma que crean con sus cuerpos el símbolo de infinito. Una vez tienen las manos unidas, el oficiante las une con una cuerda (especialmente roja, color del amor y la pasión) mientras recita algún texto que hable del amor y el compromiso.

Mi recomendación es que el círculo lo diseñéis a juego con la decoración y el estilo de la boda. Podéis utilizar flores, velas, ramas, hierbas aromáticas… Como siempre, el único límite lo pone la imaginación.

Ceremonia de la Caja

Esta es quizás una de las ceremonias más vistas en el cine como símbolo de unión, tanto de amor entre una pareja como entre amigos.

Se trata de guardar en una caja de madera alguna carta escrita por cada uno de los novios en la que expresen sus sentimientos y cualquier pensamiento que les pase por la cabeza en el momento previo a la boda. Muchos de ellos describen sus nervios, sus emociones y la ilusión por emprender una nueva vida en común.

Tras guardar en la caja éstas (que podemos acompañar de fotos o cualquier otro recuerdo) sellamos la caja creando una cápsula del tiempo. Normalmente, los novios pactan un periodo de tiempo (quizás 5 años) en el que abrirán esta caja y retomarán todos sus recuerdos.

Una buena idea puede ser aprovechar la apertura de la caja para introducir unas nuevas cartas y objetos a modo de renovación privada de votos, de forma que el matrimonio se demuestre que siguen siento el mismo amor.

Ceremonia del Hilo Rojo

Según una leyenda oriental, aquellas personas destinadas a estar juntas se encuentran unidas por un hilo rojo invisible. Este hilo, enganchado en el dedo meñique, nunca se rompe sea cual sea la distancia que separe a ambos y el tiempo que pasen sin verse o, incluso, sin conocerse. Estén más lejos o más cerca, el hilo se estirará todo lo que sea necesario, sin llegar nunca a romperse.

La ceremonia se basa en esta conocida leyenda, y consiste en unir a los contrayentes atándoles un hilo rojo en sus meñiques mientras se recita algún poema o texto importante (o la misma leyenda para explicar los motivos de la ceremonia).

Esperamos que todas estas ideas os ayuden a elegir cómo hacer vuestra ceremonia civil más especial y romántica. Hemos creado una carpeta en nuestro Pinterest para que podáis ver fotos de cada una de ellas, en varias versiones según los gustos de la pareja. ¡Disfrutadlo!

Boda Civil: Ideas para una ceremonia emotiva y especial
5 (100%) 2 votes