Si tu hijo/a toma la comunión este año seguro que ya lo tienes (casi) todo preparado. Un día tan especial requiere muchos preparativos: elegir un lugar y una fecha (aunque a veces ésta nos venga marcada), comprarle un traje o vestido para que se sienta más guapo/a que nunca, complementos para que brille de forma especial, fotógrafo, invitaciones, recuerdos…

Son tantas las cosas a tener en cuenta que es fácil que siempre se olvide algo o que no le demos toda la importancia necesaria. No te preocupes, aquí te vamos a dar algunos consejos de última hora para que sea perfecta e inolvidable tanto para vosotros como para toda la familia. 

Consejos para una comunión de ensueño

Decoración

Seguro que el príncipe o la princesa de la casa tienen un animal, un juego o un dibujo animado favorito. ¿A que sí? O quizás puedas aprovechar sus aficiones. Dale una sorpresa y haz que comparta con él o con ella el protagonismo. Si le gusta el mar, utiliza decoración marinera para personalizar su fiesta. ¿Le encanta el color morado? ¡Utilízalo sin miedo! Combinar su color favorito con tonos claros y acogedores como el crema es siempre una apuesta segura.

¿Le gustan los animales? ¡Prueba a crear un ambiente salvaje! Una buena idea puede ser colocar animales de juguete en la mesa. Quedarán muy decorativos y, además, los niños los podrán utilizar después para jugar. ¡Seguro que les encanta!

Comunión marinera

Juegos y entretenimiento

Lo habitual en las comuniones es que se reúnan multitud de niños. Por ello, siempre es buena idea invertir en contratar a un animador infantil que les prepare juegos y los tenga entretenidos. De este modo, los niños lo pasarán en grande y los padres podrán divertirse y charlar sin preocuparse por sus pequeños. Te recomendamos que le cuentes al animador las edades de los niños y, si es posible, sus gustos. De este modo podrá adaptarse a ellos y organizar los juegos más acordes a su edad.

Candy Bar

Con tanto niño en la fiesta, el Candy Bar resulta imprescindible. Te aconsejamos que contrates a algún profesional para que lo monte o que lo contrates directamente al salón, ya que así te evitarás tener tener que montarlo corriendo el gran día de tu hijo. Cuéntale tu idea de decoración para que lo haga acorde a ella, de este modo lograrás crear coherencia en todo el ambiente. ¡Recuerda que estos detalles son los que más cuentan!

Candy Bar para comunión

Involucra al protagonista

La Primera Comunión se puede considerar como el momento a partir del cual el niño se hace mayor y puede empezar a tomar sus propias decisiones. Por ello, queremos animarte a que lo involucres en la organización de su fiesta: pídele consejo para la decoración, pregúntale a quién quiere invitar (siempre controlando tú el presupuesto, claro), llévalo contigo a conocer el salón donde lo celebraréis… Así, se sentirá todavía más importante y sentirá que ya le tratáis como un adulto.

Siguiendo en la línea anterior, otra buena idea puede ser regalarle algo que le haga sentir mayor. Los relojes, por ejemplo, son un regalo muy socorrido para esta celebración y le hará sentirse mayor y especial. Seguro que nunca lo olvida.

Pon un photocall

Reserva una zona del salón para colocar un photocall. Grandes y pequeños disfrutarán de lo lindo haciéndose fotos en él, y toda la familia guardaréis un buen recuerdo de ese momento. Para ello no es necesario realizar una gran inversión. Si bien puedes comprarlo ya hecho, si no dispones de un gran presupuesto también podéis hacerlo en casa. Pide al peque que te ayude y verás como además os lleváis un momento familiar único. Con un cartón y un poco de imaginación podéis conseguir resultados increíbles. Prueba a decorarlo con flores, con su personaje de dibujos favorito o con cualquier elemento acorde a la decoración. Solo te faltará colocar un poco de atrezzo y animar a todos los asistentes a hacerse fotos en él y compartirlas. ¡Las risas están aseguradas!

Photocall para comunión

Comprueba todo una semana antes

¿Ya lo tienes todo preparado? Con al menos una semana de antelación te recomendamos que lo compruebes todo para no llevarte ninguna sorpresa y tener tiempo de reacción. Confirma horarios con iglesia, salón y demás proveedores. Vuelve a probarle el traje al peque, ¡recuerda que está en edad de crecer! Haz que se ponga los zapatos nuevos para estar en casa y que se le acostumbren los pies. ¡Así evitaremos heridas y molestias en su gran día!

Esperamos que estos consejos te ayuden a la hora de organizar la Primera Comunión de tu hijo. ¡Cuéntanos cómo será!

¿Te ha gustado este artículo?